INTERÉS GENERAL

Día Nacional de las Relaciones Públicas

El 6 de septiembre se produjo la fusión de las dos entidades decanas de las Relaciones Públicas en Argentina

El 6 de septiembre de 1979 se produjo la fusión de las dos entidades decanas de las Relaciones Públicas en Argentina: la Asociación Argentina de Relaciones Públicas (AARP) y el Círculo Argentino de Profesionales de Relaciones Públicas. A partir de allí se creó la Asociación Argentina de Profesionales de Relaciones Públicas. Años después esta asociación modificó su nombre para adoptar su denominación actual: Consejo Profesional de Relaciones Públicas de la República Argentina. Fue en ese entonces que la Asociación obtuvo el reconocimiento inmediato de la CONFIARP y en breve se sumó el CERPI, quedando establecida la unidad troncal de los profesionales argentinos del área.

¿Cual es la actividad que corresponde a la persona que ejerce este trabajo? Es la gran pregunta…

El relaciones públicas es un profesional que puede trabajar en todo tipo de organizaciones: empresas privadas, organismos públicos, asociaciones, etc.
En todas ellas mantendrá una estrecha relación con los diferentes departamentos de la empresa, con clientes y medios de comunicación. Eso le proporcionará una visión de conjunto amplia y global.

En ese contexto su trabajo consiste en:

  • Gestionar la información que se genera en la empresa. Esto puede concretarse en acciones internas, por ejemplo, comunicar al departamento de marketing las sugerencias de los clientes, y en acciones externas, como organizar una rueda de prensa para presentar un nuevo producto o servicio de la empresa.
  • Planificar y dirigir campañas de comunicación colaborando en su diseño, en la redacción de los mensajes que se quieren transmitir y sugiriendo los canales por los cuales transmitirlos.
  • Responsabilizarse de la comunicación en situaciones de crisis que puedan afectar a la imagen de la empresa: informar sobre un accidente en la compañía, un despido masivo, un producto en el que se han detectado riesgos para la salud, etc.
  • Organizar actos internos y externos: jornadas, seminarios, conferencias, congresos, etc.
  • Promover relaciones que generen confianza y opiniones positivas dentro y fuera de la organización para conseguir que ésta alcance notoriedad y prestigio.
  • Dar apoyo a todos los departamentos de la empresa en las RR.PP. cuando un cliente, proveedor o cualquier otra persona que se dirija a la organización requiera una atención especial.

Además de estas funciones genéricas, el relaciones públicas puede desarrollar otras mucho más específicas según dónde trabaje, por ejemplo:

  • Dirigir campañas de partidos políticos y formar a sus portavoces.
  • Gestionar gabinetes de prensa de empresas privadas o de la Administración.
  • Responsabilizarse del protocolo de personalidades.

¿Qué perspectivas profesionales
tienen?

Cada vez hay más organizaciones de todos los sectores que deciden contratar a un RR.PP. En un entorno tecnológico en que muchas veces el cliente puede relacionarse con la empresa sin necesidad de tratar cara a cara con nadie, la figura de un profesional de las relaciones humanas es clave para ofrecer un trato personalizado y gestionar la dimensión social de la empresa.

Además, las salidas profesionales del RR.PP. son muy amplias: departamentos de comunicación y RR.PP. de empresas privadas y de la administración, gabinetes de prensa, agencias de comunicación, centrales de medios, productoras, etc.
En cuanto a la remuneración, depende sobre todo del tipo de empresa que los contrate y del sector en que trabaje, pero puede ser alta.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar